sábado, 10 de marzo de 2012

Y todo el mar también...

...



Ralph Towner
Diary
ECM - 1974






Imaginemos un diario personal.

Un diario en el que registrásemos toda nuestra vida.

Aunque hoy parecería una antigualla pasada de moda; ese diario existe.

Más allá de nosotros mismos.

Es algo inmenso, ingobernable y decididamente temible.

Pero es también algo de lo que podemos disfrutar.

Imaginemos ese diario como un océano.

Ralph Towner es un músico distinto.

Para imaginar ese diario y crear este disco tuvo que recurrir a la guitarra y el piano, dos instrumentos que como Egberto Gismonti domina con una maestría y talento innatos.

Especialista en climas y resonancias que nos revuelven hacia una intimidad profunda.


Pocas veces he tenido la oportunidad de escuchar a un guitarrista con tantos matices y cuyo pulso preciso trabaja en el plano de lo poco común y la máxima sensibilidad.


Clásico y moderno, antiguo y futurista, Towner tiene un corazón gigante que se puede escuchar.




Personal:



Ralph Towner: guitarra de 12 cuerdas y guitarra clásica, piano, gongs.


...






Con el piano termina de convencernos, porque ni Glenn Gould podría hacerlo mejor.

Vaya homenaje.

Voy a hablar de tres temas.

En el cuarto tema: "Icarus", se superponen piano y guitarra; un relato de las aventuras de Icaro y su padre bien representados por ambos instrumentos: coherencia y desmesura, sobriedad y exhuberancia de un mito.

El quinto track: "Mon enfant", conserva ese sabor de vivencias de las que sólo nosotros podemos hablar. Imágenes secretas de nuestro universo más personal,

Volvamos a escucharlo varias veces.

Toda la guitarra (ese instrumento tan difícil), nos susurra algo muy importante y simple.

Y por último; que ciertamente no es lo último ni mucho menos, la octava pista de este álbum escencial: "The silence of a candle", nos madruga.

Amanece antes que nosotros.

Nos demuele y vuelve a armar, pero mejores.

Dejo en los "iluminados" de la lista de tracks: "Mon enfant" y "The silence of a candle". Una de guitarra y una de piano, como seguramente leeremos en nuestros diarios a la hora del recuento.

...







Tracks:


1. Dark Spirit

2. Entry in a diary
3. Images unseen
4. Icarus
5. Mon enfant
6. Odgen road
7. Erg
8. The silence of a candle




...

8 comentarios:

  1. Ciertos detalles al tocar hacen que Towner sea uno de mis favoritos, como el manejo del volumen y la combinación de pulsadas y notas al aire. Y lo mejor: su estilo mezcla de jazz, flamenco y clásica, lo hacen único.

    ResponderEliminar
  2. Lider de Oregon (banda colosal) compañero de ruta de Burton, Abercrombie, Gismonti, Jarret, Garbarek y Peacock, resulta que en los inicios de su carrera, fueron los primeros discos de Bill Evans los que influenciaron su estilo y lo marcaron a fuego tanto en el piano como en la guitarra.
    Un grande.
    Gracias gato por tu oreja afiladísima y tus historias de mágicas perlas encontradas.

    ResponderEliminar
  3. Gato:
    Espero que soluciones pronto los kilombetes técnicos y que puedan dormir en la nave nodriza.
    El disco de Towner es impresionante, revolvió mis recuerdos más frescos, juventudes oceánicas salpicadas de gotitas de lluvia que traía el viento en aquéllas playas tan adolescentes y, ¿querés que te diga una cosa? a mí me desarmó "The silence" y también me mejoró la vida. Un abrazo grande y gracias por toda esta rara belleza sin estaciones terminales,

    ResponderEliminar
  4. Querido Gato:

    Me encantó el nuevo banner. Combina a la perfección con la tapa del disco de Ralph; que es una belleza.
    A ver si adivino?
    Es la caleta de Cadiz al atardecer en diciembre?
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Gracias maestro Enrique, usted es siempre un lujo bienvenido.

    Flora, geniaaaaaaaaa...

    Milton, una enciclopedia.

    Gracias Rodolfo, poesía y orejas...

    Gracias Camila por tu gusto exquisito y tu ojo increíble.
    Me sorprende la fecha, pero diste en el palo: enero.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Let's talk to the wind, Gato...
    O si lo preferís en franchute:
    Bonsoir les choses d'ici bas.
    Como bien dice mi hermano, un disco ESCENCIAL
    Un felino abrazo...

    ResponderEliminar
  7. And also all the sea, dear Julian, and the sea too...

    ResponderEliminar