viernes, 17 de junio de 2016

Thelonious




























The Onliest - Pictures from a Monk Exhibition
John Law
FMR Records – 1996










Seguimos con el trío, por vicio o azar.

Por ser la formación perfecta del jazz o porque no había más músicos.

John Law presenta una exhibición de Monk.

Son casi 20 fotografías o pinturas.

Una revisitación que en manos de este pianista nacido en Londres, sirve para darnos una muy buena idea del inmenso talento de Thelonious Monk.

Con “Ruby my dear” nos da la dimensión de la infinita cabeza del genio, nos hace ver las diminutas estrellas de la noche, escuchar los sonidos que habitan en ella, incluidos el eco y la perseverancia del viento.







Personal

John Law – piano
Tim Wells – contrabajo
Paul Clarvis – batería, percusión









De toda una vida como músico y compositor, Law da toda una vida.

Y esa vida se rehace como una hoja de ruta con 19 estaciones.

O como un rompecabezas cuyo final no conocemos.

Todo Thelonious, su ritmo, la respiración de su música.

Dejo en los “iluminados” los tracks “Bemsha Swing”, “Misterioso”, “Ruby” (por supuesto), “Round Midnight” (bien oscuro, como la medianoche, con un piano increíble), “In Walked Bud”, otro poco de “Bemsha” y “Ask Me Now”, perlas preciosas tocadas por las manos de un pianista enorme.




































Tracks


3. Evidence 1
5. Thelonious /Promenade
6. Introspection
7. Blue Monk
8. Thelonious /Promenade 2
10. Thelonious /Promenade 3
11. Friday The 13th
13. Thelonious /Promenade 4
15. Thelonious /Promenade 5
16. Epistrophy
17. Evidence 2
19. Thelonious /Promenade 6







martes, 7 de junio de 2016

Odisea del alma





























Tango del Este
Fatto . Maza . Fatto

Barca – 2012








Volvamos al trío.

Samba, candombe y tango.

Con olor a vida y gusto a muerte.

El jazz vestido de fiesta por tres uruguayos inmensos.

La barca surca el agua como música, con una sensibilidad que rompe el termómetro y enloquece  la brújula.

El santo y seña es: “gracias”; antes o después de la travesía; inesperada como todo viaje pedestre y como suelen ser aquéllas odiseas del alma: imprevisibles.






Personal

Hugo Fattoruso – teclados y acordeón
Daniel Maza – bajo
Osvaldo Fattoruso – batería







El tango del este refresca al atardecer, con la alegría saliendo de las manos de estos tres músicos increíbles.

El arquetipo del trío, el átomo, la madre.

Grabado en los estudios Sondor, Montevideo, Uruguay, durante el mes de febrero de 2011, es un disco con la creatividad puesta al servicio de la fusión, potenciadas por la presencia de tres leyendas del jazz rioplatense.

Resultaría ocioso cualquier comentario acerca de los Fattoruso y Maza.

Basta escucharlos.

Dejo en los “iluminados” “Ana y Marcelo”, una perla de Hugo, “A Morte de um Deus de Sal” de Roberto Menescal y Ronaldo Bôscoli; “Tango del Este”, de Manuel Guardia; la piedra de toque de este exquisito álbum, y “Desde Casa”, de Hugo.

Santo y seña:

Gracias…


























Tracks

2. Un Samba para Tobías
4. Boleros y Candombes
5. Cravo e Canela
7. New Candombe
9. Baile de los morenos
10. La zapada








miércoles, 25 de mayo de 2016

Ayeres


























Yesterdays
Jarret/Peacock/DeJohnette
ECM – 2009







Ayeres, como las hojas de aquél árbol que sobre el suelo yacen con nuestro nombre.

Nueve standards, que nos reviven a sus autores, olvidados como aquéllas hojas.

Un trío descomunal, puesto a desovillar tantas biografías y ayeres como las que pueden entrar en un abril de Tokio de 2001.

Están Horace Silver, Lorenz Hart y Richard Rodgers, Otto Harbach y Jerome Kern, Dizzy Gillespie y Charlie Parker, Bill Carey y Carl Fisher, Harold Arlen y Truman Capote, la memorable introducción de Keith Jarret a Smoke Gets in your Eyes, Ned Washington y Victor Young.






Personal

Keith Jarrett – piano
Gary Peacock – contrabajo
Jack DeJohnette – batería







Y la interacción de estos tres monstruos parece caminar como un equilibrista sobre la inconfundible voz de Jarret, que canturrea entre cada escala y nos vuelve a emocionar siempre.

Algunos lo llaman swing.

Otros, como Charlie Parker, gracias a eso, pudieron tocar con un saxofón de plástico.

Dejo en los “iluminados” de la lista, “Yesterdays”, de Kern y Harbach; “A Sleepin’ Bee”, de Harlen y Truman; y “Stella by Starlight” de Washington y Young, para recoger solamente tres hojas del piso, con la inigualable ayuda de estos tres músicos de otro planeta.



























Tracks

1. Strollin’
2. You Took Advantage Of Me
4. Shaw’nuff
5. You’ve Changed
6. Scrapple From The Apple
8. Smoke Gets In Your Eyes







martes, 10 de mayo de 2016

La idea de no volver a verte





























Hamburger Concerto
Focus
Polydor – 1974








Hamburger Concerto es el cuarto álbum de estudio de Focus y probablemente, su mejor disco.

Ya no están Martin Dresden ni Hans Cleuver, tampoco Cyril Havermanns ni Pierre van der Linden, que habían sido reemplazados por Bert Ruiter y Colin Allen, en bajo y batería respectivamente.

Aunque Focus fue y siempre será: Thijs van Leer y Jan Akkerman.

Hay discos magnéticos, que irradian una furiosa energía que envuelven misteriosamente nuestra capacidad de percepción. Discos difíciles, ácidos, sólidos y revolucionarios. Los hay densos, alcalinos, suaves y enamoraticios.

Hay discos fuera de la serie, incatalogables y propensos al estallido.

Intimistas y extravertidos, prepotentes y calmos, indulgentes y críticos.

Discos transformadores, excesivos y complacientes.






Personal

Thijs van Leer – órgano, flauta, piano, harpsichord, moog,  voces
Jan Akkerman – guitarras, laúd
Bert Ruiter – bajo
Colin Allen – batería







Hamburger Concerto es un disco “enorme”, que tiene todas estas cualidades sumadas a (en lo que a mi persona compete), la de hacerme llorar.

La palabra adecuada es “enorme”. Y frente a nuestra condición tan insignificante, tan frágil, tan insoportablemente contingente, esta enormidad no puede sino enloquecernos.

Dos genios juntos: Akkerman y van Leer que dos años antes de de su separación produjeron este disco  inmensurable, que nos dejó atónitos con esa mixtura de música clásica, jazz, pop, blues, rock y flamenco, preciosa y fluída.

Y porque de música de sobrevivencia se trata, dejo en los “iluminados”, “Delitiae Musicae”, pieza medieval corta compuesta por Akkerman, una “delitiae”; la “Catedral”, tan grande como la catedral de Estrasburgo; “Nacimiento”, con los solos de flauta y guitarra más impresionantes del mundo y “Early Birth”, tan prematuro como este disco, como este cuarteto incomparable…




























Tracks

2. Harem Scarem (T.v.L)
5. Hamburger Concert
                a. Starter (T.v.L.)
                b. Rare (J.A.)
                c. Medium I (T.v.L.)
                d. Medium II (J.A.)
                e. Well Done (T.v.L.)
                f. One For The Road (J.A.)






viernes, 29 de abril de 2016

Flores de vino y sangre





























Dança das Cabeças
Egberto Gismonti
ECM – 1977






En 1976, escapando de la dictadura militar brasileña, Egberto Gismonti viajó a Noruega.

Anteriormente había sido invitado al festival de Berlín para participar en un festival y les pidió a Hermeto Pascoal y Naná Vasconcelos que lo acompañaran.

En 1975 recibió una carta de ECM, invitándolo a grabar con ellos.

Por esa época, en Brasil, Gismonti tocaba con el bajista Luis Alves, el saxofonista y flautista Nivaldo Ornelas y el baterista y percusionista Robertinho Silva.

Pensó que podía grabar con ellos para ECM, pero la dictadura le complicó las cosas y viajó solo.

En Oslo se reunió con Naná Vasconcelos para trabajar sobre el concepto de una historia.

Una historia de dos chicos viajando a través de un bosque tropical húmedo y denso, lleno de insectos y animales; manteniéndose a una distancia de 180 metros el uno del otro.
Vasconcelos aceptó sin dudarlo y el resultado fue este disco; su primer disco para ECM.

La repercusión mundial y el reconocimiento de la crítica no se hicieron esperar.

En Inglaterra lo consideraron pop, en Estados Unidos folklore y en Alemania música clásica.

Vasconcelos se convirtió en un artista internacional de renombre y Gismonti regresó a Brasil decidido a investigar la música de los indígenas del Amazonas.

Así nació Sol do Meio Día, uno de sus mejores discos.

Este primer álbum de Gismonti para ECM, grabado en 1976, significó para él y Naná Vasconcelos un verdadero despegue internacional, y continuaron tocando juntos toda una vida.





Personal

Egberto Gismonti – guitarra de 8 cuerdas, piano, flauta y voz
Naná Vasconcelos – percusión, berimbau, cuerpo y voz








Hijo de padre libanés y madre italiana, creció en un pequeño pueblo del estado de Río de Janeiro llamado Carmo, al que rindió tributo con uno de sus discos y su propio sello discográfico.

De su padre y el Líbano heredó el piano y de su madre, Italia y las serenatas, la guitarra.

Dejo en los “iluminados” la primera parte del que quizá sea su trabajo más rico y complejo, fresco y misterioso...






























Tracks



Quarto Mundo *1
Dança Das Cabeças
Aguas Luminosas
Celebraçao De Nupcias
Porta Encantada
Quarto Mundo *2



Part 2

Tango
Bambuzal
Fé Cega Faca Amolada
Dança Solitaria