viernes, 7 de agosto de 2015

Un largo camino hacia lo básico



























Naked Guitar
Earl Klugh
Koch Records - 2005









Un 16 de septiembre de 1954 nació en Detroit, Michigan, Earl Klugh.

A los 13 años escuchó a Chet Atkins por primera vez y supo que el guitarrista de Tennessee iba a ser la influencia más importante de su carrera como guitarrista.

Dos años después tocó con el increíble saxofonista Yusef Lateef en “Suite 16”.

En 1974 participó de Return to Forever, con Chick Corea.

Pero sus encuentros más notables fueron con George Benson, Bob James, Bill Frisell, Vince Gill y Jake Shimabukuro.

Jazz suave, fusión, crossover, fueron sus coordenadas mas reconocibles.

En la década del noventa formó un trío memorable con Ralph Armstrong (bajista de la Mahavishnu Orchestra en el  inolvidable “Visions of the Esmerald Beyond”) y el baterista Gene Dunlap.

Este disco es el maravilloso monólogo de una guitarra desnuda.

Guitarra clásica, española, criolla, cálida y desnuda.






























Estándares de Mancini, Hammerstein, Lennon y McCartney, Brodszky, Lane, Anderson, Bergman, Craig, Brainin, Bricusse y el último track “Angelina” escrito por Klugh, son la excusa perfecta para disfrutar de uno de los mejores guitarristas acústicos de la actualidad.

Grabado en Studio 861, Atlanta y editado por Koch Records en 2005, el disco está especialmente dedicado a Chet Atkins y George Benson.

Dejo en los “iluminados” de la lista de tracks alguna que otra perla de este incomparable disco de Earl Klugh, por el sonido, por las canciones y por el guitarrista...








Tracks

2. Baubles, bangles and beads
3. Serenata
5. In the moonlight
7. Ding dong the witch is dead
8. Who can i turn to
9- On a clear day
12. All the things you are
13. Moon river








16 comentarios:

  1. Me encantó Angelina Gato, bienvenido al blog, hermoso disco...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lindo irse un rato Camila...
      Angelina es mi track favorito.
      Un disco intenso con un sonido wonderful

      Eliminar
  2. Es un discazo.
    Brindo por el conde y por todas esas guitarras desnudas que andan por ahí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El conde, el conde, brindis por el y por todas ellas, total, el viento habla, ¿no?

      Eliminar
  3. A Earl Klugh lo ví tocar en vivo en Puerto Rico, en el Heineken Jazzfest, allá por 1998. Para mí fue toda una revelación porque es de esos músicos que "rinden" muchísimo en vivo. Un grande de verdad. Un tipo humilde, sencillo y genial.
    Un grato recuerdo, Gato y un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maestro Pez:
      Usted es una especie de biblia que nos ilumina y desasna, cada vez.

      Eliminar
  4. Gato, me encantó la idea de un largo camino hacia lo básico.
    Muy DaVinciana...

    ResponderEliminar
  5. Estimado Gato:
    Te quiero agradecer por cada comentario y todos los discos y músicos alucinantes que nos acercas todo el tiempo.
    No conocía a Klugh.
    Naked Guitar es un disco bellísimo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paris:
      Los comentarios son culpa a veces de los músicos que inventan cosas como discos y otras veces mía.
      Ahora conocés algo de este guitarrista y de Naked guitar que para mi, es su mejor disco.
      Besis...

      Eliminar
  6. ¡Viva la música!
    ¡Klugh!
    ¡y usted, señor Luthien!!!!

    ResponderEliminar
  7. Gato:
    Al escucharlo detenidamente no puedo creer LO que toca este tipo
    Un abrazo...

    ResponderEliminar