sábado, 20 de septiembre de 2014

Dedicado a Wolfang Ø. Larsen




























Lyle Mays
Lyle Mays
Geffen - 1986






Para los oídos virtuosos, para los que dominan el horizonte de su tímpano, para los oídos ríspidos, los repentizados, los líquidos y los altisonantes.

Para los serenos, los angelicales y propensos al diálogo, para los oídos geniales, descontrolados y nerviosos.

Para los oídos suaves y vaporosos, para los poderosos y precisos, está dedicado este disco, la ópera prima de un pianista inmenso: Lyle Mays.








Personal

Lyle Mays - autoharp, piano, sintetizador
Billy Drewes - saxos soprano y alto
Patrick Sky - Uillean pipes
Bill Frisell - guitarra
Marc Johnson - contrabajo
Alex Acuña - batería
Naná Vasconcelos - percusión















Porque es el big bang de toda su obra.

Un incunable.

Para escuchar esos días, cuando cada noche es una lágrima que se atraganta, y al amanecer parece que todo es posible, y que uno podría nacer de cosas que todavia no se han ido.

Y si se han ido también, dejo en los "iluminados" de la lista de tracks "Highland Aire", por lo montañoso del aire; "Slink", por lo escurridizo; "Mirror of the heart", por su parecido con Larsen y "Close to home", una maravilla tan cercana al corazón como nuestra casa.






Tracks

2. Teiko
5. Alaskan Suite: Northern Lights
6. Alaskan Suite: Invocation
7. Alaskan Suite: Ascent










14 comentarios:

  1. Gracias por tus palabras Ohs, tan lindas como este disco que no paro de escuchar. Es tan grande el talento de Lyle que termina explotando porque no entra en el disco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un pianista inmenso, como pocos.
      Y es cierto Antonella, no entra, se sale; gracias por tus palabras y tu compañía en nuestra casa, siempre...

      Eliminar
  2. Muchas gracias Ohscar querido, profundo hasta el hueso.
    Touché...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dedicado a vos, Wolfang, mi maestro, mi amigo y mi compañero de blog.
      Un abrazo inmenso, como Mays,

      Eliminar
  3. Los "iluminados" me dieron una vuelta completa de campana.
    Excelente post, Ohscar y te felicito por Radio arena negra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dylan no aparece muy seguido por estos lares, pero siempre está y es lo importante, lo mágico.

      Eliminar
  4. Ohs!
    Un dejo de épica con sabor a melancólicos viajes.
    Algo de "Travels" resuena en mi cabeza.
    Gracias amigo...

    ResponderEliminar
  5. Verdadera joya, Ohscar. Terminado de grabar en el invierno de 1085, un disco ideal para celebrar esta nueva primavera.
    Un abrazo grande y quiero que sepas que siempre escucho Radio Arena Negra, un oasis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique:
      La primavera vuelve y nos invita a cuidar nuestros oídos del polen que suele congestionarlos. Por suerte aparecen músicos como Lyle Mays cada primavera.
      Un abrazo grande y te espero en la radio para compartir tu música y tus palabras tan valiosas siempre.

      Eliminar
  6. Ohscar:
    Un disco especial. Coincido totalmente con lo del big bang.
    Es una observación muy lúcida sobre un artista genial.
    Para escuchar una y otra vez, con la certeza de que Mays tuvo la impronta decisiva en el sonido del Pat Metheny Group, incluso más que el propio Pat, me atrevería a arriesgar.
    Un abrazo close to home.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no te equivocás T.D., el sonido del P.M.G., viene del lado de Mays. Pat Metheny es un intérprete fuera de serie, con un oficio infinito. Close to homel, genio...

      Eliminar
  7. Ohhhhhh que belleza! Iluminó mi martes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría mv! Un poco de luz en nuestra casa!!!

      Eliminar