lunes, 9 de septiembre de 2013

Fiel




























Faithful
Marcin Wasilewski
Slawomir Kurkiewicz
Michal Miskiewicz
ECM Records GmbH - 2011








"My task is to make you hear, to make you feel and above all to make you see…, 
that is all, and is everything"

 Joseph Conrad







Y hubo un dia que mi sombra me fue fiel, un 3 de agosto de 2011 el gato de Alvaro de Campos publicó un post mío sobre este trío maravilloso. Escribía sobre el disco "January", editado en 2007 por ECM; y comentaba que Wasilewski, Kurkiewicz y Mizkiewicz habían empezado a tocar juntos a los 15 años y lo hacían de memoria. Tomasz Stanko decía que era el trío más grande del jazz polaco; a lo que humildemente hoy agrego que estamos ante uno de los trios más importantes de Europa.

Fue precisamente con este impresionante trompetista que foguearon todo su talento, acompañándolo en "Soul Of Things (ECM 2002), "Suspended Night (ECM 2004) y ""Lontano" (ECM 2005). Y "Suspended Night" es (vale la pena decirlo) uno de los discos favorios del Gato, mi amigo del alma.

Para mí, "Faithful" es el mejor álbum del trío, y lleva como título la canción de Ornette Coleman que sonó por primera vez en "The Empty Foxhole" (1966) .


Fiel, como leal, suele ser la medida de casi todas las cosas. El fiel de una balanza que nos informa el peso que tiene cada cuerpo, cada objeto, y la mayoría de las veces, del alma y los sentidos.









Personal

Marcin Wasilewski - piano
Slawomir Kurkiewicz - contrabajo
Michal Miskiewicz - batería





























Este descomunal disco abre con "An Den Kleinen Radioapparat", una sentida canción compuesta en 1942 por Hanns Eisler; un exiliado alemán atormentado por las voces de sus perseguidores a través de la radio.

Sigue "Night Train To You", una composición de Wasilewski, un tren que avanza a través de la noche, con compases de 6/8 y 11/8, yuztapuestos con una deliciosa melodía. 

Wasilewski la definió como "un proceso", "una pieza motora" y lleva el sello de un magnífico trabajo con los platos de Miskiewicz y el firme anclaje de Kurkiewicz.

Debo confesar algo; desde la muerte de Esbjorn Svensson, no tuve ocasión de escuchar tanta precisión y calma inesperadas; como cocteles de opacidad esmerilada con una pizca de desmesurada energía latente.


Y después "Faithful", todo intospección y exploración de extrema sensibilidad, con el "bonus" de Kurkiewicz y su contrabajo redondo y parlante. Hora de soñar.


Nos trae de vuelta "Mosaic", otra composición de Marcin Wasilewski, una cadencia simétrica y acolchada, llena de aire y frescura.



























Como si todo esto fuera poco, siguen dos composiciones inmensas; la romántica "Ballad For The Sad Young Men", de Wolf/Landesmann (1959), un himno de la Beat Generation, y "Guizos" (así, no Oz Guizos, como figura en el álbum) del incomparable Hermeto Pascoal. Y vale prestar especial atención a la calidad de los detalles de la base rítmica mientras escuchamos unos ecos de campanas, o sonajas distantes.

En "Song For Swirek", Marcín Wasilewski vuelve a tomar un profundo protagonismo por ser el compositor de este himno a su amigo Marek Swierkowski, un dolido lamento por la pérdida de la que su piano se hace cargo.


Sigue otra composición propia dedicada a Edyta Barosiewcz, una amiga del pianista de las manos de algodón y azúcar: "Woke Up In The Desert", una belleza. 


Y "Big Foot", de Paul Bley, a quien recuerdo junto a Gary Peacock en aquél disco editado por ECM en 1970. Giros complejos y contrapunto entre contrabajo y piano.


Cierra el disco "Lugano Lake", un homenaje a la ciudad en la que se grabó este álbum impresionante.


Dejo en los "iluminados" de la lista de tracks: "Night Train To You", "Ballad Of The Sad Young Men", "Song For Swirek" y "Lugano Lake", con el deseo de serles fiel a mi oído y a mi sombra.

























Tracks

1. An Den Kleinen Radioapparat
3. Faithful
4. Mosaic
6. Oz Guizos
8. Woke Up In The Desert
9. Big Foot





14 comentarios:

  1. Larsen:
    ¡Qué trío maravilloso!
    Fieles a la mejor música con un estilo sin pirotecnia.
    Fieles a su talento más honesto.
    Sublime post...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alvaro:
      Un amigo del blog, Julio los botes, comentó no hace mucho; en ocasión de otro post sobre este trío, que estos "chicos" habían hallado su "gist" y que tocaban para ELLOS. Todo bien entendido como un verdadero elogio al logro de toda una trayectoria, etc, etc,. Tus elogios excesivos los valoro por de quien vienen, y es un honor contar con tu presencia otra vez, tan importante para´mí y todos nosotros.
      Un abrazo transatlántico...

      Eliminar
  2. Wolfang - me omocionó tu post - tanto que mientras saboreaba los iluminados volvía a leerlo varias veces - no te estoy adulando - Wolfang querido - te mando un gran abrazo mientras levanto mi copa para brindarte desde el manicomio,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. querido Christian, el brindis es mutuo con un compañero de "fierro", un espíritu sensible como pocos he tenido la alegría de conocer.
      También desde el manicomio,

      Eliminar
  3. Caro Wolfang:
    Ultimamente entraba al blog esperando encontrarme con alguna de sus torres (Tristán o vos). Celebro este nuevo encuentro y que sea de la mano de Marcin, un genio.
    Tu oído y tu sombra siguen intactas compañero...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julian, siempre Julian, loco y con una oreja espectacular. Todo fuego...

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Un beso, por qué no y no es poca cosa, Camila. Marcín Wasilewski es hoy uno de los músicos de jazz más importantes para mí, porque creo que excede la institución, el género y todas esas cosas.
      Gracias genia!!!

      Eliminar
  5. Wolfang:
    Wasilewski es un pianista excepcional, una sensibilidad difícil de encontrar en la música de hoy. Y a pesar de ser tan joven creo que tiene todos los atributos de un clásico talentoso del jazz. A propósito del título, yo también soy fiel a este blog impresionante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfredo:
      Clásico y más. Ese plus que tenía Esbjorn Svensson, que lo hizo tan brillante, como decía Ohscar y después lo retomaba el Gato: una rama de titanio dentro de un bosque cerrado y húmedo. Marcin Wasilewski, el pianista de las manos de azúcar y algodón.

      Eliminar
  6. Wol: Bellísimos músicos, increible pianista me llevó a volar un rato por la calle mojada. Sueño y respiración profunda...

    ResponderEliminar
  7. Flora:
    Un disco que me encanta; tiene todo el aire y la música al tope con altísimo lirismo. Marcín Wasilewski es el responsable de que esto suceda, con dos escuderos incondicionales. El título del álbum es una posición frente a la música, a la explotación de lo cualitativo.
    Gracias por tus comentarios, siempre cálidos y divertidos.
    Un abrazo grande,

    ResponderEliminar
  8. la cita de Conrad es maravillosa, y combina tan bien con esta música bellisima...

    gracias y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y tus fotografias, Roxana.

      Eliminar