domingo, 11 de diciembre de 2011

Un imprescindible


...




Solo
Egberto Gismonti
ECM - 1978



Sesenta discos, treinta pistas para ballet, veintinueve soundtracks y once temas para series de televisión.

Cinco tracks, cinco sentidos y cinco dedos en la mano.

Tengo el gran privilegio en la vida, de haber escuchado a Egberto Gismonti.

Y la suerte también de que el hombre sea tan bueno tanto con el piano como con la guitarra.

Es muy poco común que haya músicos que descollen con estos dos instrumentos, abrazando un nivel tan alto de sensibilidad, a la hora de desovillar su música como creadores e intérpretes.










"Solo" es un disco genial y una muestra detallada de la pericia de un músico que ha explorado en las raíces de las tradiciones mas íntimas de la música brasileña.

Grabado para el sello discográfico ECM en los estudios Talent de Oslo, en 1978, Gismonti alterna la guitarra con el piano y las campanas de cocina con la voz.

Un disco de sobrevivencia propiamente dicho que arranca con una colosal: "Selva amazónica", todo guitarra, pura música, clima, misterio, calidez y entrega total de sentimiento sin medida.

Un final impresionante: con Pau Rolon el artesano afina el trazo y despedaza.


Del sentido común, bien, gracias.

Veinte minutos para disfrutar sin pausas ni conciencia del tiempo que transcurre, pero con el sentimiento que nos devuelve a la vida.












Personal:

Egberto Gismonti

Guitarra de 8 cuerdas en tracks: 1 - 4
Piano en tracks: 2 - 3 - 5
Cooking Bells en tracks: 1 - 5
Voces







Y después "Ano Zero"; una sutileza demencial con un "piano" al que probablemente no volvamos a escuchar, ni con el propio Gismonti.

Sigue "Frevo", el ya famoso Frevo "covereado" magistralmente por Paco de Lucía y John McLaughlin una noche en San Francisco y tantas otras noches inolvidables.

Es realmente maravilloso que existan tipos como Gismonti cuyas recreaciones podamos achacar a tipos como McLaughlin y el interminable Paco.

Y vuelve con la guitarra de 8 cuerdas para "Salvador", una canción enorme y antigua, bella y cargada de memorias de sangre y pasión.

Hasta acá todo es ensueño y demasía.

Mi niño feliz asoma y se ríe.

Pero hay mucho mas, porque "Ciranda Nordestina" es mucho mas que cualquier cosa y no exagero. Se cree que la ciranda fue creada en el nordeste brasileño por las mujeres de los pescadores, que cantaban y bailaban esperando su regreso del mar, y que Gismonti tradujo en una auténtica belleza. Una belleza inimaginable como la espera de una mujer.

Dejo en los "iluminados" de la lista de tracks "Ano Zero", sabiendo que es injusto, difícil, arbitrario y también delicioso.











Tracks:

1. Selva Amazónica - Pau Rolon

2. Ano Zero
3. Frevo
4. Salvador

5. Ciranda Nordestina




...

11 comentarios:

  1. Gracias por el recomendado. Gracias por esta lucecita que sigue encendida y nos da un poquito de ilusión. Celebro y levanto mi copa por mis dos hermanos: Fer y Mario.
    Un saludo super especial para Sherlock: una aplanadora...

    ResponderEliminar
  2. Gracias Negro y gracias Sherlock.
    Gismonti es una estrella muy especial.
    Los que lo conocemos, compartimos el sentimiento de Sherlock.
    Un privilegio.
    Salud, hermano.

    ResponderEliminar
  3. Mi recuerdo de Gismonti es haberlo escuchado por primera vez en Argentina como telonero de John McLaughlin en el Gran Rex.
    Allá lejos y hace much time el asunto fue todo un suceso.
    Para la audiencia fue atronadora su presentación con un piano de cola gigante que para él no tenía secretos. Fue tan o más el reconocimiento del público para con él que para el grandísimo John.
    Un abrazo grande, amigo Marisco, y coincido, estamos frente a un monstruo.

    ResponderEliminar
  4. Un lujo. Voy por el piano en "Ciranda", por la guitarra en "Selva Amazónica", pero aclaro que es por el capricho de elegir.
    Los otros tres, son tres bellezas.
    Todo "Solo" me parece un lujo.
    Lo disfruto como todo este blog que hoy conocí y del que me hice fanático y seguidor. Y gracias.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Sherlock:

    Egberto Gismonti es mi músico predilecto. Síntesis perfecta entre maduro compositor e intérprete impulsivo, fresco y poseedor de una sensibilidad extrema.
    "Solo" es, sin lugar a dudas, una de sus obras mas importantes, por todo lo que dije antes, sumado a un toque de intimidad que llega a emocionar verdaderamente. Otra vez gracias, "Música de Sobrevivencia" nombre que evoca un gran disco de uno de los músicos mas relevantes de todas las épocas.

    ResponderEliminar
  6. Guau que belleza, algo inmenso profundo y hermoso. Música para todas las horas...

    ResponderEliminar
  7. Aplaudí el post de la Peacock, y ahora con Gismonti se completa un ciclo de sonido paradisíaco.
    Sigan...

    ResponderEliminar
  8. Tarde que cae
    Música esencia de todas las cosas
    De las nubes
    De los besos perdidos
    Y los que vendrán!!!!!
    Monstruo, Sherlock!!!!

    ResponderEliminar
  9. Uno de los mejores de la mejor.
    Gracias música...

    ResponderEliminar
  10. compañero Sherlock:

    Diganme que va a ser el próximo post, porque no se puede creer todo este super buen gusto.
    Pavada de mojones son Akkerman y Gismonti. Toda una teoría de lo bello y blog de la reputa madre.

    ResponderEliminar