miércoles, 3 de agosto de 2011

Cuando las luces empiezan a apagarse...

...



January
Marcin Wasilewski Trío
ECM - 2007
...


Cuando las luces empiezan a apagarse el cine se parece al paraíso.
Da lo mismo que estemos en febrero, en el año 2007 o en Nueva York.

Marcin Wasilewski, -no el marcador de punta del Anderlecht-, sino el pianista también polaco que tiene las manos de algodón y azúcar, grabó este disco con Slawomir Kurkiewicz y Michal Miskiewicz.



Tocan juntos desde los 15 años de edad y ya a estas alturas, lo hacen de memoria. Un trio que según el gran trompetista Tomasz Stanko es "la mas grande banda" de la historia del jazz polaco, y honestamente, creo que a pesar de lo pomposa que pueda sonar la declaración, se quedó corto o la sabiduría le jugó esa mala pasada de siempre: le hipertrofió la timidez. Y este disco es algo verdadero, mágico y maravilloso, como una sala de cine cuando se apagan las luces. Ya el arranque es muy alto, con una composición de Wasilewski "The First Touch", que nos envuelve y cobija de todas las alimañas de este mundo (parece imposible, pero es así nomás). Después viene "Vignette", de Gary Peacock, una preciosidad chiquita de tan intimista e intensa. Hasta que se apagan todas las luces y llega Enio Morricone con su Cinema Paradiso para, bueno, basta, para mi ya el disco entero está justificado y con él toda la trayectoria de Marcin Wasilewsky.

...



...

Personal:

Marcin Wasilewski - piano

Slawomir Kurkiewicz - contrabajo
Michal Miskiewicz - batería

Sigue Diamantes y Perlas y demuestra que nuestra capacidad de asombro es infinita y hasta Cinema Paradiso puede ser digamos, "emparejado". Un cover de la conocida balada de Prince magistralmente "jazzeada", tan despojada que nos hace acordar a Keith Jarret cuando "desmenuza" alguno que otro standard por ahí.


Sigue "Balladyne", una composición de Stanko, que alguna vez escuchamos acompañado por Dave Holland y Edward Vesala, en este mismo sello, en 1975, año en que Wasilewski nació.


Y además "King Korn" de Carla Bley, y "The Cat" compuesta por Wasilewski, llena de fraseos y walkings dignos de escuchar.
"January", el track que lleva el título del álbum, es otra composición de Marcin, nostálgica, con reflejos de un brillo cándido, donde el trío más se aceita, ardiendo en paz. Cierran el disco "The Young And Cinema" y "New York 2007", una improvisación libre creada en tiempo real durante la grabación de esta pequeña joya, en los estudios Avatar de New York, en febrero de 2007.

Dejo en los "iluminados": "Vignette", de Gary Peacock, "Diamonds and Pearls" de Prince Rogers Nelson y "January" de Wasilewski, para escuchar sin apuro y si es posible, después de apagar la luz...



Tracks:


1.The first touch (Marcin Wasilewski)

2. Vignette (Gary Peacock)
3. Cinema Paradiso (Enio Morricone/Andrea Morricone)
4. Diamonds and Pearls (Prince Rogers Nelson)
5. Balladyna (Tomasz Stanko)
6. King Korn (Carla Bley)
7. The Cat (Marcin Wasilewski)
8. January (Marcin Wasilewski)
9. The young and cinema (Marcin Wasilewski)

10. New York 2007 (Wasilewski / Kurkiewicz / Miskiewicz)

...

9 comentarios:

  1. Este Marcín Wasilewski es un genio.
    Me gusta sobre todo ese modo que tiene de flotar sobre el teclado logrando una intensidad de sentimientos "homeopática".
    Dije que volvía y acá estoy.

    ResponderEliminar
  2. Este trío trabaja de manera intensa sobre el terreno de la mejor música.
    Me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  3. Que buen disco!!,Wolfang, un trío como Wasilewski, Kurkiewicz y Miskiewicz no se escucha todos los días y nos hace mejores.
    Toda la música está ahí!!
    Un saludo enorme!!

    ResponderEliminar
  4. Hay dos cosas:
    1)Profundidad
    2)Quietud
    Perfecta comunión entre la digitación perfecta de Wasilewski y un fraseo excepcional con un bajista y un baterista en total sintonía con un pianista genial que reúne (y otra vez volvemos a las dos cosas:
    1)Sensibilidad fuera de lo común
    2)Inteligencia en la combinación de la dinámica musical y el ritmo.
    Impresionante...Wolfang...

    ResponderEliminar
  5. Wolfi:
    The melody at night, with you...
    Elegancia, movimiento armónico, belleza y sutil intimidad,
    wow, wow, wow,

    ResponderEliminar
  6. Toda la formación clásica de los europeos del este, al romperse el muro, inundó las calles del mejor jazz del planeta demostrando una vez más que el mejor camino para llegar al Carnegie Hall es el estudio ó el talento innato, ese toque...

    ResponderEliminar
  7. Enorme, imprescindible..., joya que podría pasar desapercibida...
    Gracias música de sobrevivencia!!!!

    ResponderEliminar
  8. Ya casi todo ha sido dicho en los distinguidos comentarios que me preceden.
    Agregaré, si se me permite, la principal virtud que valoro cuando la encuentro entre otras: austeridad.

    Nadie -que toque piano y arme tríos- puede escapar a la influencia de Bill Evans.

    Pocos, poquísimos, pueden tocar como él y no sonar igual.

    Me gustaría que se tome como un elogio, Marcín y sus secuaces, de apellidos impronunciables, lo logran limpiamente.

    Fantaseo. Creo que encontraron el "gist". No tocan para los demás, tocan para sí mismos.

    ResponderEliminar
  9. Concuerdo con Julio, encontraron la esencia y se nota. Marcin Wasilewski es un pianista para seguir con mucha atención, hablo de su evolución y de lo que produzca en el futuro. Creo que estamos ante un pianista distinto, para tener muy en cuenta.

    ResponderEliminar