sábado, 17 de abril de 2010

Abril es el mes de los tontos...























Live at the Bimhuis - Amsterdam

Fred Hersch
Palmetto Records - 2005


Si uno dijera que Fred Hersch es uno de los pianistas con mayor sensibilidad y además dotado de una exquisitez muy cercana al genio en carne viva, estaría recortando so riesgo de simplificar mucho las cosas.

Pero no le estaría faltando a la verdad.

Autor de más de dos docenas de discos, alternando el trío con el quinteto o piano solo, a la hora de componer y también eligiendo repertorio standard con maestría e inteligencia.



Esta presentación en el teatro Bimhuis de Amsterdam. registrada sin que el propio pianista lo supiera en el momento del concierto, ubica a este verdadero "fuera de serie", junto a los fabulosos: Peterson, Evans, Jarrett y Mehldau.


El disco combina composiciones propias (brillantes), con ajenas de monstruos de la talla de Monk, Jobim, Rowles, McHugh y Carmichael.


Cada interpretación es un viaje distinto; climas irrepetibles y detalles increibles que valen varias escuchas, sorperndiéndonos, extrañándonos y haciéndonos sonreir.
Y además uno tiene la sensación de estar ante una verdadera casa de muñecas, en el sentido de ver todos los ambientes al mismo tiempo, recovecos y percheros incluidos.


La versión de "O Grande Amor" del enorme Jobim, amerita detener el tren y desenganchar el vagón -si es necesario- para poner a trabajar la oreja.

Igual ocurre con "The Nearness Of You" del inefable Carmichael, sin hablar de "Evidence" (Monk) y "At the close of the day" (composición bellísima de Fred Hersch) que nos lleva al punto más alto del concierto sin pasaje de regreso o boleto descendente (como prefieran).

Dejamos en "escuchen" "Valentine", de la cosecha del maestro Hersch, que a no dudar, es impresionante.



Temas:

The nearness of you
(Hoagy Carmichael – Ned Washington)
Evidence
(Thelonious Monk)
O grande amor
(Tom Jobim)
The Peacocks
(Jimmy Rowles)
Don’t blame me
(Jimmy McHugh)
A lark
(Fred Hersch)
At the close of the day
(Fred Hersch)
Valentine
(Fred Hersch)
























Don’t Lose Your Cool
Albert Collins and the Ice Breakers
Alligator Records - 1983


Un amigo y fotógrafo genial (tocayo de Collins), me preguntaba una noche de fiesta cuáles eran mis guitarristas preferidos. Y claro, ante tamaño desafío, acudieron a mi mente aterciopelada por el vino tinto una jauría de nombres y sonidos como susurros interminables en la humedad de la jungla.

La verdad es que no pude contestarle a pesar de que era lo que más deseaba.
Durante el sueño giraban como dos ángeles alrededor mío, la mano derecha y la mano izquierda de dios: Hendrix y Clapton; mientras en la pared frente a mi cama se proyectaban pequeñas pero nítidas diapositivas de tantos guitarristas geniales, hasta el mediodía que duró mi dormidera de la que emergí sin resaca y feliz.

Fue entonces cuando vino a mi cabeza un nombre: "Albert Collins" y no pude sacarlo de mi cabeza hasta hoy.
Va este homenaje para mi amigo y para Collins, que bien merecido lo tienen.
¿y por qué Collins?

Porque es sencillamente genial de principio a fin. Porque es el "maestro de la Telecaster", una guitarra tan difícil de tocar para que suene como Albert Collins la hacía sonar.

Y porque en 1983, el Gran Albert estaba en su cenit como artista y como improvisador.

Material imprescindible. Disco genial y artista IRREPETIBLES.


Dejamos en "escuchen": "My Mind Is Trying To Leave Me", siete minutos con cuarenta y dos segundos de blues de las nubes.