martes, 3 de enero de 2017

Volver




























BTTB
Ryuichi Sakamoto
Sony - 1999









No con la frente marchita.

Un año antes del Y2K, Ryuichi Sakamoto decidió volver.

Al piano solo, a la música de otras voces, otros ámbitos, música que nos arranca la lágrima que el dolor no pudo.

No como un "conservador"

Volvió como un pianista inmenso, como un compositor superlativo.

Pasteles de una infancia que siempre está volviendo

Con una voz inconfundible, que ya no escucho, no retengo, pero vive en mí.































Personal

Ryuichi Sakamoto - piano





Un año más y el tiempo ganado, el tiempo perdido; todas las músicas que en este blog dialogan entre sí, toda la música de distintas edades y colores que no se mezclan pero se combinan y nos deslumbran; como la luz, como el reflejo del sol sobre el hielo.

Pasaron un par de pájaros volando.

Pasó volando la vida, también...





Tracks

2. Put Your Hands Up - piano version
3. Railroad Man - piano version
4. Opus
5. Sonatina
7. Lorenz and Watson
8. Choral Nº 1
9. Choral Nº 2
10. Bachata
13. Uetax
15. Tong Poo







7 comentarios:

  1. Wolfy:
    Sin palabras, amigo del alma...

    ResponderEliminar
  2. Sakamoto es uno de los animales más brillantes que nos ha dado la música en estos últimos tiempos.
    Tomá lo de "últimos tiempos" como una nostalgia, casi como vos lo hacés en este hermoso post.
    Un abrazo enorme, Larsen, siempre...

    ResponderEliminar
  3. Otro año siguiendo a MDS!!!
    Un abrazo grande desde Quito, compañero Larsen...

    ResponderEliminar
  4. Wolfang:
    Vengo de los enanos, completamente embelesado, y bueno, questo è molto grosso.

    ResponderEliminar
  5. BTTB es una joya.
    Cuantas más veces lo escucho más lo disfruto.
    Que Sakamoto es un genio, nadie lo discute, pero tiene estos juegos, estas propuestas impresionantes.
    Un abrazo grande, querido Larsen...

    ResponderEliminar
  6. Wolfang:
    Estoy de vacaciones, pero no me pierdo ningún post de esta casa maravillosa, un grande abrazo, hermoso disco...

    ResponderEliminar