domingo, 31 de julio de 2016

Había una vez...



























Es war einmal
...istanti infiniti...
Markus Stockhausen
Aktivraum - 2007





Es un instante infinito. Todos los comienzos de cualquier cuento, todas las historias, nuestras vidas.

Igual no es tan simple, porque “el sol, sumergiéndose, se transforma en mar”.


Diez historias sustanciosas, hechas de música, llenas de música.


Unas compuestas por Stockhausen y otras por Comisso. Dos músicos increíbles a la hora de embelesarnos con la sabiduría del buen mago, que no rebasa con espectacularidad la belleza simple de la magia.


Estos dos talentosos y sensibles músicos vienen acompañados por Christian Thomé, un casi desconocido baterista, nacido en Dusseldorf y residente en Colonia, que hoy tenemos el honor de presentar a nuestros seguidores.







Personal


Markus Stockhausen – trompeta, flugelhorn
      Angelo Comisso – piano, sintetizador

Christian Thomé – batería








Los cuentos no tienen música, es cierto, pero cada música tiene una historia que contarnos, una cuenta pendiente.


A Markus Stockhausen ya lo presentamos en el blog con su disco “Joyosa”, del 2004, acompañado por Ferenc Snetberger, Arild Andersen y Patrice Heral.


Dejo en los “iluminados”, el primer track, con el tema del álbum; “Kraftfelder”, para mí el punto más álgido; “Moths”, compuesto por Angelo Comisso, y “Mtoto” el último, la despedida o no, quien sabe con “es war einmal”, quizá todo vuelva a empezar.


O no hay comienzo… 






















Tracks

2. Morgenblick
3. Traumzweige
5. Sahel
7. Maytime
8. Johoo Refrain
9. Smiling Parks





6 comentarios:

  1. Siguen las perlas, brindo por ellas...

    ResponderEliminar
  2. Que blog, Wolfang!
    Bruto disco, hermoso post...

    ResponderEliminar
  3. Gato:
    Acabo de escuchar "Kraftfelder" y tuve la sensación de que no hay con qué darle...

    ResponderEliminar
  4. Querido Gato:
    Conocí a Stockhausen cuando escuché "Karta" un magnífico disco en el que lo acompañan Arild Andersen, Patrice Heral y Terje Rypdal; después este disco (que me pareció uno de los mejores); más tarde "Joyosa", una perlita; y "Cosi lontano...quasi dentro" con Gary Peacock, Fabrizio Ottaviucci y Zoro Babel.
    Espero conseguir más discos de este maravilloso trompetista, que concibe la música de una manera que vos muy bien describiste en este lúcido post (como siempre).
    Un abrazo enorme desde Amsterdam a vos y todos los otros locos de música de sobrevivencia...

    ResponderEliminar
  5. Un disco increíble.
    Me pierden los cuentos, Gato...

    ResponderEliminar