jueves, 2 de abril de 2015

Baile de nube




























Cloud Dance
Collin Walcott
ECM - 1976







Probablemente, una de las danzas más antiguas. Movidas por el viento avanzan lento o de un modo imperceptible. Con el tiempo nos damos cuenta. Algunas ya no están, otras se fueron lejos o se estacionaron encima de nuestra cabeza.

Collin Walcott vivió poco tiempo. Un desgraciado accidente en Magdeburgo, Alemania, durante una gira en 1984, le cortó la carrera a los 39 años. Sin embargo nos dejó un manojo de música exquisita durante su paso por Oregon, acompañando a Miles Davis, en trío con Don Cherry y Naná Vasconcelos, con Egberto Gismonti en Sol do meio dia, con Dave Liebman, y bueno, tantísimos músicos de sobrevivencia.

Este fue su primer álbum solista, grabado en marzo de 1975 en el Tonstudio Bauer, en Ludwigsburg.
































Personal

Collin Walcott - cítara, tabla
John Abercrombie - guitarra
Dave Holland - contrabajo
Jack DeJohnette - batería





Se puede tener una idea de los quilates de Collin Walcott simplemente con prestar atención a los músicos que lo acompañan en este disco. Simple y solamente con eso.

Y como ocurre en el baile de una nube o en una nube de danza, es pasando el tiempo cuando uno comprende la dimensión de este músico inabarcable y su brillo tan fugaz como intenso.

Había nacido un 24 de abril de 1945 en Nueva York.

Dejo en los "iluminados" de la lista de tracks "Margueritte", un romance lleno de luz; "Francing", una aventura; "Padma", una delicia compuesta con Abercrombie; y "Cloud Dance", la perla del disco al que no solo le da el título.






Tracks

3. Night Glider
4. Scimitar
5. Vadana
6. Eastern Song









13 comentarios:

  1. Gracias Wolfang por homenajear a un músico tan grande como Walcott.
    Un abrazo fuerte desde la costa...

    ResponderEliminar
  2. El cielo agradecido, Wolfang, el viento y yo también.

    ResponderEliminar
  3. Collin Walcott estuvo y estará, sin duda, entre los músicos top de aquéllos años de oro del jazz, de la fusión y comparte ese palacio con Gismonti, Jarrett, Motian, Hedges, Evans, Shankar, en fin, no son muchos, pero yo sé que no me equivoco. Gracias, Wolfang querido...

    ResponderEliminar
  4. Un disco fabuloso, estimado Wolfang, disfruté de los iluminados y del recuerdo de un grande, un irrepetible, acompañado por dos animales de la música de todos los tiempos. Un abrazo desde Bahía...

    ResponderEliminar
  5. Wolfang:
    Leí tu post y quería agregar un comentario. Cloud dance le da al disco un cierre de fiesta, una aplanadora musical. Los cuatro tocando allá arriba me dejaron una sensación de alegría única.
    Un discazo...

    ResponderEliminar
  6. Walcott murió en el '84 y cada día me da mejor música.
    Parece mentira Wolfang...

    ResponderEliminar
  7. Larsen:
    Mares y brillos, el sol vuelve a sonar en invierno; siempre es lindo recordar...

    ResponderEliminar
  8. Querido Wolfang:
    Collin Walcott tocaba jazz con su cítara y por momenos blues; y cuando presto atención al groove de su pulso, ese arrastrar las notas y ralentar el canto (Margarita), me acuerdo del genial Pichuco.
    Un abrazo interminable desde el manicomio...

    ResponderEliminar
  9. Larsen:
    Oregon es una de mis bandas favoritas.
    Collin Walcott era un motor esencial y su muerte fue irreparable...

    ResponderEliminar