sábado, 14 de julio de 2012

Firefly





Vivencia
Diego Figueiredo
Biscoito Fino - 2009




Aunque parezca 
de verdad, no lo es:
tú eres la brisa.

Carlos Pujol



Ignoro con que derecho vengo a confundir las estaciones de la música. Muchas veces las  recorrí con placer gracias a la grandeza de sus actores, o quizá porque se cruzaron en mi cabeza la mariposa de fuego de Emily Remler y la mariposa azul de Diego Figueiredo. 

Nunca las recorrí sino como admirador y siempre me consideré digno de hacerlo por vaga superstición o por el hecho de cumplir alguna recurrente profecía familiar.

Cualquiera que conozca el encanto que tienen las mariposas antiguas, compartirá conmigo la sensación de que lo frágil va unido a la fortaleza de la sencillez de la brisa generada por sus aleteos.

Diego Figueiredo es un guitarrista que atraviesa diferentes estaciones; a veces pintorescas e históricas: Bossa Nova, Samba, Jazz, Canción de Cuna, Olvido.

Y muchas veces nos inclinamos a olvidar que las estaciones permanecieron siempre y que no pueden ser creadas ni destruidas.

Elogiado por Al Di Meola, Pat Metheny y George Benson, no parece necesario agregar mas nada, y escuchar a Diego Figueiredo en este disco con mucha atención, genialmente acompañado por Eduardo Machado y Fernando Rast.






Personal

Diego Figueiredo - guitarra
Eduardo Machado - bajo
Fernando Rast - batería



Sin embargo (y particularmente en este disco) el sonido de su guitarra y su pulso, me trae el agradable recuerdo de aquella mariposa de fuego neoyorquina, que curiosamente incursionó en la música brasileña, con su talento inmenso.

Dejo en los "iluminados" de la lista de tracks "Borboleta azul", " Esperançosa" y "Valda", convencido de que la grandeza no está constituida por cosas serias, pero en este caso el motivo es serio, porque estamos ante uno de los mejores guitarristas de la actualidad. 

Y como decía mi amigo Pujol y también Figueiredo en " Esperançosa":



Para saber
lo que nunca sabremos,
la Poesía.




Tracks

1. Vivencia
3. Rumo ao mar
4. Bola sete
5. Bairozinho
6. Picote
8. Nossa noite
9. Gandaia
10. Choro azedo
11. Paschoa




9 comentarios:

  1. Tu idea de las estaciones combinada con los haikús de Pujol me turbó de tal manera que llamé a la enfermera con la campanilla y le pedí que me traiga los auriculares para escuchar a Emily.
    Con la ayuda de Firefly pude asegurarme de que lo que decís en el post es totalmente cierto, aunque las cortinas levemente, eran movidas cada tanto por la brisa...
    Un abrazo, Marisco,

    ResponderEliminar
  2. Thanks Marisco!
    Long ago I heard such beautiful songs.

    ResponderEliminar
  3. Muy muy bueno Figueiredo no lo tenía. Gracias marisco por hacerme salir del closet una vez mas. Brillaante post!!!!

    ResponderEliminar
  4. Hace mucho tiempo (mucho) que no oigo un tema como "Esperançosa". A sus 30 años, Diego Figueiredo como guitarrista logró lo que a monstruos como Pat Metheny les llevó 60. Es seguro que esto es mérito también de Metheny, a quien este paulista brillante tiene como ídolo. Saludos cálidos para Marisco que cada día comenta mejor.

    ResponderEliminar
  5. Marisco: Celebro otra vez tus posteos interesantisimos. Que levantes a tipos como Diego Figueiredo, que por ahi son enormes bestias musicales pero no tan difundidos (ojo que no lo digo como una crítica) y además, a tipos como Carlos Pujol, (que murió en enero de este año) y bueno, vale lo anterior. Un abrazo grande desde el valle Secca,

    ResponderEliminar
  6. And a colossal groove...

    ResponderEliminar
  7. Gracias Marion, Camila, Quique, Julian, gracias Flora, T.D.Lemon y Fer, ustedes son el blog.
    Las historias mínimas de cada post nos encuentran así.

    ResponderEliminar
  8. Desde Colombia, mis mejores deseos para Wolfang y todos sus cómplices,

    ResponderEliminar