domingo, 29 de abril de 2012

Otra respiración




























Solo
Baptiste Trotignon
Naive - 2003


El puente es infinito. Impensable salir a ninguna vecindad o límite desconocido. Aca amanece, se trabaja, miramos la luna y nos enamoramos de estrellas que viajan muy lejos.


La noche descansa con cada mañana y nuestra vida termina pareciéndonos familiar con  los telones que descorremos en cada nueva aventura.


Inmersos en la multitud imaginamos otros puentes, mas o menos distantes, extranjeros o desconocidos.


Rostros familares y amigos nos apodan y nos llaman con diferentes nombres que a veces olvidamos. Y cada noche es distinta. Un puerto, un mundo, otra canción.

Otra mirilla para espiar.

Sabemos que el puente nos lleva al comienzo del puente. 


El sueño se ha ido y el sonido que nos deja es otra respiración.


La llamamos "esperanza".



Personal

Baptiste Trotignon - piano


Este enorme disco, editado en París bajo el sello Naïve y posteriormente relanzado en una edición especial de dos volúmenes al que se le adicionaron tres standards, consta de once composiciones de este inmenso y joven pianista nacido en Nantes en 1974. 

Hay algunos críticos que sitúan a Baptiste Trotignon a mitad de camino entre Erroll Garner y Rachmaninov, y me parecen coordenadas muy lúcidas.

Y para jugar con la riqueza auditiva de esta joya de 53 minutos yo lo ubicaría entre Satie y Gismonti y claro, esto nos lleva de nuevo al puente...




















Como decía Valery, el infinito, es bien poca cosa; y si pudiésemos ver el puente desde una distancia prudencial de nuestras embarcaciónes de ciegos y locos, veríamos con absoluta nitidez que todo nuestro puente es algo verdaderamente diminuto. Un bien pobre "arquito" de doble mano en el que confundimos final y principio.

No sin devoción y entrega, no sin fiestas y luces del alma.

Dejo en los "iluminados" de la lista de tracks, "The dream is gone", "Dust" y "Moods", temas 1, 4 y 7 respectivamente hablando: impresionantes, por donde se los escuche.

Quedan ocho tracks imperdibles y la importancia de que un pianista como Martial Solal haya elogiado tanto a Baptiste.



Tracks

2. Urgences
3. Youpala
5. My Lane
6. Seven
8. Weg
9. Langsam
10. Rasch
11. The end







9 comentarios:

  1. Realmente Ohscar, este Trotignon es un pianista maravilloso. Por lo que escuché en los iluminados y las experiencias con pianistas de jazz que vienen de una formación netamente clásica, como Peterson, después sabés lo que pasa?, se nota.
    En la limpieza de la ejecución, se nota.
    Un abrazo desde Mestre.
    Sigan los éxitos.
    TD

    ResponderEliminar
  2. Ohscar:
    El primer track me liquidó. Acordes a lo Evans con una sensibilidad extrema. Un hallazgo.
    Todos los relojes se pusieron de acuerdo.
    Un saludo desde el puente.

    ResponderEliminar
  3. Ohs querido...

    Baptiste est spectaculaire, mais simple et sensible.
    Plaisir de tous.

    ResponderEliminar
  4. Alone together...
    El título del disco + la tapa + la onda de la música + la historia del puente todo cuaja de pelos.
    Un afectuoso abrazo, Ohscar,

    ResponderEliminar
  5. Martial Solal fue quien le dió un empujón a este virtuoso Baptiste Trotignon, con la oreja puesta en Chopin y todo el jazz que tan naturalmente enganchó este joven pianista de neta formación clásica.
    Tiene como antecedentes a Bill Evans y Oscar Peterson; por sus comienzos y el camino que eligió para seguir.
    Angel caído, pibe crecido de golpe que abarcó todo de un saque, como los grandes de verdad.
    Una delicia...
    Gracias Ohscar y un abrazo desde el manicomio...

    ResponderEliminar
  6. Ohscar:

    Me encanta el disco, Trotignon es como diría nuestro común amigo Marisco, un caso serio; pero el cuarto track: "Dust" es un manual de filosofía aplicada. Una travesía por las calles angostas y los pasajes de nuestra existencia.
    Asocio tu juego del puente con el polvo en que todo se convierte, todo, poesía...

    ResponderEliminar
  7. Amigos de música de sobrevivencia. Experiencia total. Fatal felicidad irrenunciable de la mano de un verdadero shamán: O H S C A R.

    ResponderEliminar
  8. OHSCAR en otros lares hablaba de que tu poesía tiende puentes. Y me encuentro con este inspirador poema que me une a mis anteriores palabras y a las tuyas. Y a ese infinito, que bien es poca cosa. La música es tu descripción exacta y viceversa. Quiero el disco, anotalo. Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Nos colgamos escuchando a Trotignon y casi nos olvidamos de cerrar...

    ResponderEliminar